Publication:

Revista IMEF - 2020-04-01

Data:

EN PORTADA.

Contenido

Ángel García-lascurain (Agl).¿cuáles son sus perspectivas de la economía mexicana para este año? Alfonso Romo Garza (ARG). AGL.¿QUÉ medidas sería necesario tomar para recuperar la confianza? ARG.

Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, expone su punto de vista sobre la importancia de generar certidumbre hacia el ambiente empresarial. El jefe de la Oficina de la Presidencia conversó en exclusiva con el presidente nacional del IMEF, Ángel García-lascurain. Envió un mensaje claro a la comunidad empresarial: que tenga más confianza y pidió a los asociados del instituto enfocarse en el cómo sí se logran las cosas. Desde su perspectiva, la generación de energía eléctrica se mantendrá 54% a través del sector público y 46 por el privado. En el caso de la petroquímica, 80% estará a cargo de los inversionistas privados. Con ello se busca alcanzar dos objetivos: mantener precios estables o idealmente bajarlos para la población en general y precios estables y competitivos para la industria. Romo Garza envía un mensaje claro a la comunidad empresarial: que profundice más y se asuste menos. A nuestros asociados del IMEF les pide convertirse, sí en el orden dentro de las empresas, pero también en el cómo sí se logran las cosas. En su opinión, los directores de finanzas son los apoyadores racionales de los empresarios. Más que contestarse el consenso de los economistas o los banqueros de inversión, de las casas de Bolsa o los bancos, que está fluctuando entre 1.0% y 1.2%, yo prefiero que midan al gobierno conforme cómo va a ir creciendo la confianza para invertir en México. Yo te diría que si terminamos 1.0% pero con una perspectiva de confianza y de ánimo estaremos todos muy contentos. Yo he estado insistiendo últimamente, Ángel, en que el programa de inversión en el sector de energía, que va a anunciar el presidente en las próximas dos o tres semanas es fundamental. Estoy convencido que las directrices que nos ha dado el presidente son muy claras, el presidente ha sido muy claro. Vamos a mantener la generación de energía como ha sido hasta hoy, 54% la genera el sector público y 46% el sector privado. Ahorita el Estado trae muchos proyectos. Vamos a ver cómo evolucionan los contratos de los privados. Los vamos a analizar en el futuro mediato, pero por lo pronto nos quedamos así. La petroquímica, 80%, por no decir 100%, el sector privado. El presidente ha sido claro , prácticamente es el sector privado en lo que es verde. En la parte hidroeléctrica, que ya las tiene el gobierno federal, es modernizarlas. Sí es necesario capital privado, porque si no tuviésemos los recursos necesarios, entonces sí invitaríamos en fórmulas especiales al sector privado. En lo que es la red de gasoductos, sobre lo que falta de complementar o los retos que tenemos en el sureste, no tengo duda de que el sector privado jugará un papel muy importante. Con estas reglas, el sector privado nos presentó proyectos por 100 millones de dólares. En las próximas tres semanas, como se mencionaba, lo vamos a anunciar y ésta va a ser una señal muy importante porque el sector energético tiene muchas aristas y tiene un efecto multiplicador económico, de certidumbre y de confianza. Si seguimos las líneas del presidente, yo soy muy optimista de que vamos a mandar una muy buena señal, tanto a la población como a los mercados. Dentro de la responsabilidad que me confirió el presidente, ya no como coordinador del Gabinete Económico, sino como coordinador del Gabinete de Energía, hay dos objetivos: tratar de mantener precios estables a la población, idealmente bajarlos y tener precios estables y competitivos para la industria, aprovechando los bajos precios del gas para tener un país cada vez más fuerte industrialmente. Si esto se da, va a ser un gran mensaje. Contestando a lo que me preguntaste, ése es el objetivo más importante del gobierno de corto plazo. Agl.sería una señal extremadamente positiva generar esa base de certidumbre que tendría un impacto positivo también sobre otros sectores, ¿verdad? ARG. Definitivamente. Por eso creo que ahí coincidimos. Tiene un efecto multiplicador en muchos sectores. Genera empleos, inversión y gran imagen en el exterior. México necesita energía; México necesita energía barata. O sea, se pueden alinear los intereses perfectamente y al final quien más se va a beneficiar va a ser el consumidor, la gente más necesitada. AGL. Viendo a mediano y a largo plazos, ¿cómo debería ser el modelo de desarrollo de México hacia adelante? ¿Cómo se vería la participación del sector privado en él, introduciendo en el análisis el aspecto social de la inversión? Hemos visto en el IMEF una tendencia hacia un nuevo modelo de capitalismo que apareció en el Foro Económico Mundial y en distintos foros, donde se ve a la inversión privada obviamente como el generador importante de la inversión productiva, pero también como un agente de cambio social en el mediano y largo plazos con la responsabilidad empresarial en un sentido muy amplio. ¿Cómo lo ve usted, ingeniero? Como tú. Prácticamente tu pregunta se puede convertir en una respuesta afirmativa. Pero déjame precisar algo, el gobierno mexicano ha probado que va a mantener una disciplina fiscal muy sólida, que va a ser muy respetuoso del Banco de México y de sus compromisos contractuales nacionales e internacionales. Con esta política de austeridad, le está dejando el campo libre a que el sector privado sea el motor de la economía. AGL. Se abre ese espacio… ARG. Esto lo vengo diciendo desde campaña, y muchos no me creían y ya se está dando en la realidad. Yo veo que hay una gran oportunidad. Ahora, el aspecto social. Hay dos formas. La inversión normal, industrial y qué proyectos de inversión tenemos que hacer junto con el sector privado o cómo podemos facilitarle la vida al sector privado para que tengan un impacto en el nivel de vida de millones de mexicanos. Eso va a ser lo más importante. Ahora, ¿cómo lo estamos haciendo? Como tú sabes, tenemos más de 45 mesas con sectores industriales, agrícola, ganaderos, pesqueros, de todo. Ellos son los que nos están diciendo qué es lo que el gobierno está sugiriendo y qué es lo que el gobierno tiene que hacer para que ellos crezcan a su máximo potencial. Pero, al mismo tiempo, los estamos motivando con las diferentes secretarías a formar proyectos masivos que impacten de corto plazo el nivel de vida de millones de mexicanos. Pongo un ejemplo muy concreto. Hay un proyecto que se llama Maíz para México, que se hizo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. En esta mesa sentamos a todos los grandes compradores de maíz, a las compañías tecnológicas y a todas las organizaciones sociales. ¿Y cómo lo estamos aterrizando? Estamos formando clústers regionales de negocios en donde los grandes compradores y las compañías tecnológicas prometen apoyar a los productores del sector social tecnológicamente, comprar todo lo que ellos produzcan y al mismo tiempo subir la productividad por hectárea de los pequeños. Esto es un compromiso nacional. Tenemos acuerdos firmados y así lo estamos repitiendo en diferentes sectores: Frijol para México, Cítricos para México, pero lo mismo estamos haciendo con sectores industriales. Entonces, no se pelea la creación de riqueza con el beneficio de millones de gentes. AGL.¿CÓMO están los puentes con el sector privado? ¿Cómo está la vinculación, la colaboración entre el gobierno federal y el sector privado? ARG. Tenemos tres formas de vinculación: la formal con las Cámaras, que realmente ha habido mucha fluidez en la comunicación tanto con el Consejo Coordinador Empresarial, dirigido por Carlos Salazar; Francisco Cervantes, que dirige la Concamin, José Manuel Campos, de la Concanaco, Luis Niño de Rivera en la Asociación de Bancos de México, Antonio del Valle, del Consejo Mexicano de Negocios, y todos estamos en continuo contacto a nivel institucional. Entonces, nos reunimos con ellos, con sus afiliados y constantemente los estamos escuchando. Y les estamos pidiendo que nos den propuestas concretas. Por otro lado, tenemos los consejos estatales, en donde nos están diciendo las prioridades de inversión en cada estado o cuales son los problemas en cada estado y después tenemos un tercero, que yo te comentaba, que son con los mismos sectores y aquí amarramos lo nacional con lo regional, con las necesidades específicas de cada sector. Tenemos otra, los consejos de Nafin y de Bancomext. Los estamos empatando con los nacionales. Entonces estamos acompañando a los empresarioa s cuando traen propuestas, estamos cruzando con el puente que es la banca de desarrollo y que es un puente con la banca comercial, porque no queremos competir con la banca comercial, queremos ser verdaderamente una banca de desarrollo. Así es la interacción. Y déjame solamente decir algo que estamos haciendo con los estados. Con Nafin y Bancomext, que es muy importante y que poco ha salido al público. La banca de desarrollo, Nafin y Bancomext, con Eugenio Nájera, que los dirige, ha formado prácticamente con todos los estados el siguiente esquema: un estado pone 20 millones de pesos a fondo perdido, nosotros les prestamos 10 o 15 veces más. Bajamos el costo del dinero significativamente y estamos dando microcréditos de 10,000, 15,000 o 20,000 pesos. El ejemplo es Oaxaca, hay 1,000 millones con Oaxaca y más de 30,000 préstamos. Pero ahora se nos está ocurriendo otra cosa. El gobierno tiene una unidad de tandas que tiene una cantidad de dinero para darle a los chiquititos, chiquititos. Lo que estamos platicando es que ellos tienen esta cantidad de dinero para los muy, muy necesitados. Bueno, que Nafin y Bancomext pongan otro cajón donde es a 0% de tasa de interés y se está recuperando 98 por ciento. Pero hay otro cajón de otros también muy chiquitos que les podamos prestar a 5% y a otros a 9 o 7. No importa, diferentes cajones. Entonces sí estamos haciendo una sinergia con el sector social. Y esto poco lo he dicho, pero es un mandato que el presidente nos dijo y esto ya lo estamos haciendo. AGL.¿EL tema del emprendimiento está vinculado con esto? Todo esto es emprendimiento. Para que el país crezca debemos fortalecer las cadenas de valor, debemos, respetar los tratados comerciales, necesitamos producir más e importar menos. Que quiere decir esto, crear más empleos, con mejores salarios y para eso necesitamos emprendedores, innovadores que capten estas oportunidades. Agl.comentaba usted del sector energético. Teniendo este impacto positivo, multiplicador hacia adelante, ¿qué otros sectores ve usted con mayor potencial para reactivar la inversión? ARG. Mira, prácticamente México si aprovecha la firma del T-MEC, yo te diría que en todos hay un multiplicador de dos o tres veces. La industria química, voy a poner un ejemplo, en México representa creo 2 o 3% del PIB; en otros países, 9 por ciento. Textiles, que tú dices es una industria históricamente fuerte. Si lo hacemos bien, controlamos el contrabando, ponemos bien las cosas pueden crecer 10 veces más. En calzado, nos están invadiendo de productos a través de las aduanas. Entonces yo veo una gran oportunidad, en la minería, en agricultura, pero en la agricultura están los verdes, está convertida la industria azucarera en etanol, prácticamente tenemos un país con un potencial que los emprendedores van a determinar qué tan grande o qué tan chico es. Ahí es de cada quien su vocación. Toda la industria electrónica. Fíjate importamos en 90 y tantos por ciento de China. Solamente ensamblamos 4% de contenido nacional. Si sólo subimos a 12%, entonces, si me preguntas a mí, habiendo certidumbre, confianza, el potencial va a estar en manos de todos los empresarios de México de acuerdo con sus vocaciones. AGL. Ligándolo con lo que hablamos antes del impacto social benéfico de la empresa, ¿cómo puede la autoridad impulsar ese enfoque social del lado de la empresa? ARG. Si tú me preguntas, además del combate a la corrupción y de la austeridad, que son dos emblemas muy fuertes del presidente Andrés Manuel López Obrador, el otro que es todavía muy poderoso es que puso en la agenda nacional el combate a la pobreza. El combate a la pobreza es desarrollo social, es dar facilidades para crear esta cadena de optimismo que nos va llevar a tener mucho menos pobres. Para mí eso es muy valioso del presidente López Obrador. AGL.¿CUÁL sería para el mensaje para el 2020 para la comunidad financiera y empresarial mexicana en general? ARG. Voy a dar por hecho que va a salir bien el programa de inversiones del sector energético y creo que la comunidad empresarial tiene claro que es un gobierno austero, que es un gobierno que no ha interferido en la economía, en nada. La tarea pendiente es energía, como lo estábamos analizando y el resto que profundice más y se asuste menos. AGL. Para nuestros compañeros asociados del IMEF, para los directores de finanzas que están integrados a nuestro instituto, ¿cuál es su mensaje, ingeniero? ARG. Yo soy del sector privado, aunque ahorita estoy acá y tengo la cachucha del sector público. Yo creo que los directores de finanzas de las empresas pueden ser los apoyadores racionales de los empresarios y ojalá que no se conviertan en el ancla de que todo no.yo siempre puse a mi director de finanzas, a ingenieros con mentalidad de empresarios, y tenía debajo de ellos contralores muy fuertes, pero es muy importante que las áreas de finanzas se conviertan, sí en el orden, pero también en el cómo sí se logran las cosas. Ese sería mi mensaje. AGL. En el IMEF estamos por cumplir 60 años, ¿cómo podemos contribuir más? ARG. Yo creo que lo que ustedes hacen, el documento que me acabas de enseñar, las convenciones y las iniciativas que nos presentan, que por cierto estoy para poder ayudar, para poder ser un puente como coordinador de gabinete y todo lo que represente tener una sociedad más responsable, pero más dinámica, más creativa y un gobierno que facilite más todo esto. Síganle. Entre más fuertes sean ustedes, mejores ideas nos van a traer, mejores proyectos, y nosotros vamos a tener más compromiso para responderles mejor.

Images:

Categories:

Revista IMEF

© PressReader. All rights reserved.