Publication:

Revista IMEF - 2020-04-01

Data:

ARMONÍA ENTRE ARTE Y NATURALEZA

Paréntesis

POR PATRICIA ORTEGA

Xilitla es uno de los Pueblos Mágicos de San Luis Potosí caracterizado por sus arraigadas tradiciones ancestrales de los nativos nahuas y teenek, quienes conviven en armonía con la naturaleza y la modernidad. Está enclavado en una porción montañosa de la huasteca, y por su ubicación, ambiente prodigioso y paisajes de inmediato hechiza a quienes lo visitan. Para entender esto hay que verlo, sentirlo, recorrer sus calles empinadas, visitar sus atractivos y dejarse abrazar por la niebla, que en ciertas épocas cubre el entorno. Es un poblado que crece alrededor de un cerro con calles circulares y callejones inconclusos. Este Pueblo Mágico es un sinfín de escaleras de concreto y piedra cuyo objetivo específico es conectar con una casa o con un comercio. En las mañanas y en las tardes el aroma del café inunda las calles. Por su calidad, el café orgánico de esta región es famoso, por lo que es altamente recomendable disfrutar de una taza humeante de café o chocolate. DESTINO SURREALISTA Cuando se habla del destino surrealista de México, llega a la mente el Jardín Escultórico o también conocido como Las Pozas, de Edward James. Este sitio es un pequeño universo que desconecta a sus visitantes del mundo real, pues durante la caminata se recorren puentes sin dirección alguna, escaleras incompletas, caminos laberínticos y construcciones estilo gótico, todo esto acompañado de un escenario natural con ríos, pozas, grutas, cascadas y sonidos de animales que se hospedan ahí. Es un lugar nada convencional. Una de las atracciones más novedosas de este Pueblo Mágico es el museo de la artista surrealista Leonora Carrington, el cual fue inaugurado recientemente. El museo cuenta con 63 esculturas, 25 máscaras de bronce en formato pequeño, dos tapices de lana, grabados y varias de las herramientas de trabajo de la artista. Este sitio fue ubicado en un edificio que consta de dos pisos, una terraza, una cafetería y tres salas. DESCANSO CON HISTORIA Y para que la experiencia de visitar Xilitla sea 100% surrealista, los turistas pueden hospedarse en uno de los dos hoteles más emblemáticos del lugar, el Hotel Tapasoli, o bien en Casa Caracol. En el Hotel Tapasoli, los huéspedes pueden elegir entre las habitaciones tipo nido colgante, que se encuentran colocadas en árboles a 3 y 5 metros de altura, éstas por cierto son únicas en México; pueden también optar por una cabaña, o bien por los cuartos subterráneos, llamados madrigueras, los cuales también son excelente opción para disfrutar lo mejor de la naturaleza que rodea a este sitio gracias a la maravillosa vista que poseen. Para quienes elijan hospedarse en Casa Caracol, se darán cuenta de que es un lugar mágico rodeado de árboles, plantas y flores, lo que lo convierte en un hotel poco convencional, la estadía puede definirse como una aventura de contacto con la naturaleza. Las habitaciones parecen pequeñas casas de duendes y algunas otras son tipis similares a las de las colonias prehispánicas. Cuenta con amenidades como tirolesas, recorridos, restaurante, y proyección de cine. Este alojamiento se encuentra a 100 metros del Jardín Escultórico de Edward James.

Images:

Categories:

Revista IMEF

© PressReader. All rights reserved.