Publication:

Revista IMEF - 2020-04-01

Data:

ECONOMÍA CIRCULAR

Contenido

POR PATRICIA ORTEGA

Cisnes Verdes. en producción: CCFV. La ciencia climática indica que los peores impactos están por venir. Éstos incluyen el incremento del nivel del mar, aumentos en climas extremos, sequías e inundaciones, y erosión del suelo. Los impactos asociados podrían incluir una masiva extinción de la vida silvestre, así como fuertes aumentos en la migración humana, conflictos, pobreza y desigualdad. Así lo considera el Consejo de Derechos Humanos. Hace unas semanas, el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés), publicó el libro The Green Swan, donde establece que los cisnes verdes son eventos con potencial extremadamente perturbador desde el punto de vista financiero. Los costos son asociados a recortes de producción, alzas repentinas de precios o destrucción física de centros productivos, pueden tener un impacto directo tanto en el crecimiento económico de un país como en la salud financiera de empresas e instituciones financieras. RIESGOS ASG Los riesgos ambientales, sociales y de gobierno corporativo se catalogan como ASG. “Estos nuevos riesgos se suman a los riesgos tradicionales tales como los de mercado, legal, operativo, geopolítico, y su origen tiene que ver con los efectos derivados de eventos climáticos y medioambientales, manifestaciones sociales poco predecibles, así como vulnerabilidad en el tema de gobierno corporativo”, dijo Javier Bernal. Por su parte, Alba Aguilar consideró que los factores de riesgo ASG “son una fuente de riesgo financiero si no se les identifica, mide y gestionan apropiadamente como cualquier otro riesgo, generan impactos económicos relevantes, ya que la frecuencia e intensidad de los mismos vienen creciendo de manera muy considerable”. Los eventos extremos como los desastres naturales derivados del cambio en la temperatura global se han incrementado de manera notoria en los últimos 20 años. Hace algunos años se pensaba que esto era un tema más de creencia o de convicción. Sin embargo, existen pruebas científicas de la conexión entre la generación de gases efecto invernadero y el cambio climático. “En los próximos años, el impacto en la economía tomará gran relevancia, ya que será fuente de pérdidas importantes a las empresas, a los gobiernos y a prácticamente cualquier entidad que está expuesta a riesgos ASG. Los efectos o manifestaciones pueden ser de distintos tipos, pero siempre están relacionados con interrupciones en el funcionamiento de un negocio en marcha, en los productos y servicios, cadenas de producción y de suministro, afectación al turismo, infraestructura o proyectos nuevos, entre otros”, dijo Bernal, quien también es director de Mercado de Dinero de Grupo Financiero Monex. SECTOR FINANCIERO Hay un mayor interés de diversos actores en los mercados financieros globales en entender la naturaleza de estos riesgos y quizá lo más relevante, que tratamiento darles y como mitigarlos. “Las primeras reacciones vienen por parte de los inversionistas institucionales globales quienes recientemente vienen haciendo llamados a las empresas y a gobiernos a identificarlos y reportarlos, así como a presentar planes de gestión de los mismos. Se sugiere de manera puntual que las corporaciones incorporen en los modelos económicos y de negocio el análisis ESG y de escenarios, con objeto de que sean considerados en la toma de decisiones durante los procesos de inversión”, dijo Aguilar. Mientras, Bernal consideró que los pronunciamientos a los mercados están abriendo un nuevo paradigma en el futuro de la movilización de capital: “Existirá mayor interés de invertir en aquellas entidades económicas que muestren resiliencia, que tengan la capacidad de reaccionar ante los cambios que supone la transición hacia economía baja en carbono”. Aguilar explicó que, por mandato fiduciario, existe una nueva tendencia global irreversible de los inversionistas, a evitar potencializar entidades que presenten debilidad en la gestión de riesgos ASG. “Estos mensajes de múltiples gestores de inversión global vienen también acompañados de anuncios de programas de desinversión de largo plazo en aquellos sectores que no contribuyan de manera notoria a cumplir con la meta climática del Acuerdo de París, ni con objetivos de transición energética, por ejemplo, lo que puede provocar afectaciones a las comunidades y los ecosistemas”, explicó Javier Bernal. ACCIONES Transitar hacia una nueva economía requiere de acciones en conjunto de enorme magnitud y coordinación, sobre cómo redireccionar sumas considerables de capital con objeto de transitar a una economía más sustentable y baja en carbono. “Hoy existen discusiones a nivel internacional de cómo lograr esta coordinación con objeto de atender en varios frentes este gran desafío. Las implicaciones para el planeta son y serán enormes de no cambiar los patrones de producción, reconvertir industrias obsoletas, patrones de consumo, estilos de vida y no invertir en nuevas tecnologías”, dijo Bernal. “Lo anterior, puede generar un posible cisne verde, un evento de alto impacto, con potencial de riesgo sistémico, cuya principal característica radica en ser inesperado, extremo al ubicarse en la cola de una campana de la distribución normal. La diferencia es esta analogía, es que a diferencia de un cisne negro, en este caso existe certidumbre respecto de que los riesgos físicos y de transición se materializaran en el futuro, lo cual hace necesario tomar acciones contundentes”, explicó Alba Aguilar. Para Bernal, el tema de regulación ambiental viene muy fuerte, especialmente en los países desarrollados, pero lo interesante es cómo se conectará esto, con la regulación financiera. “Hasta ahora cómo internalizar esto en los sistemas financieros genera actualmente profundos análisis y discusiones a nivel internacional por los distintos actores, ya que existen diferentes estrategias para poder diseñar una estrategia global, regional y en cada país”. Algunas corrientes sugieren acciones basadas en la autorregulación en diversos frentes y con algún tinte mandatorio que pueda complementar los cambios de patrón de las economías de cafés a verdes, en pro de una transición ordenada, así lo consideró Aguilar. “De corto plazo, mayor restricción en por ejemplo, mayores impuestos al carbono, suena fácil pero se podrían generar disrupciones inmediatas, entonces hay que diseñar estrategias que permitan una transición y no de golpe”. Últimamente distintos organismos internacionales como la ONU, BIS, FMI, bancos centrales, diversas autoridades ambientales y financieras globales, se encuentran desarrollando profundos estudios de cómo incorporar este tipo de riesgos ASG y hasta dónde sus mandatos les permitirían contribuir, sin crear distorsiones en los mercados, especialmente en los de crédito, derivadas de posibles nuevas medidas regulatorias. Bernal mencionó que los reguladores por sí solos no pueden del todo incidir en la descarbonización de las economías, en las carteras de crédito y portafolios de inversión, pero si pueden contribuir a sugerir explícitamente la identificación de los factores de riesgo, su monitoreo y mitigación por parte de los participantes del mercado. “De igual manera, se observa una enorme atención en la estabilidad de los sistemas financieros, así como la estabilidad de precios derivado de posibles choques de oferta en casos extremos, derivados de la materialización del impacto de los riesgos ASG”, dijo Alba Aguilar Priego. EN MÉXICO El CCFV se creó en el 2016 en nuestro país, en un esfuerzo de la Iniciativa Privada. Actualmente, representa más de 300 instituciones del sector financiero, representado por más de 25% del PIB en activos bajo gestión conformado por más de 60 ejecutivos. Tenemos grandes desafíos, dentro de los cuales podemos mencionar el desarrollo de una taxonomía local, el desarrollo de los modelos de gestión de riesgos ASG, así como identificar barreras y aceleradores para potencializar la movilización de capital para la infraestructura verde y sustentable, de suma importancia para reducir la vulnerabilidad de nuestra economía ante este entorno”, concluyó Javier Bernal.

Images:

Categories:

Revista IMEF

© PressReader. All rights reserved.