EL AGENTE INMOBILIARIO, CON EL RETO DE ADAPTARSE A LA NUEVA NORMALIDAD

Especialistas coincidieron en la necesidad de profesionalizar a la industria ante la llegada de más personas que han optado por esta actividad y ante el reto de obtener un ingreso luego del golpe económico de la pandemia

Redacción econohabitat@eleconomista.mx

2021-12-22T08:00:00.0000000Z

2021-12-22T08:00:00.0000000Z

El Economista

https://digital.eleconomista.com.mx/article/281586653918510

PROFESIONES

El dinamismo que tenga la vivienda en México será clave para la pronta recuperación económica, luego del impacto de la pandemia del coronavirus; sin embargo, esto pone al profesional inmobiliario con el reto de adaptarse al actual contexto para responder a las exigencias del mercado. Especialistas coincidieron en que el impacto económico de la pandemia orilló a muchas personas a dedicarse a la comercialización de bienes raíces, pero, aunque se tenga la iniciativa, el panorama actual exige un nuevo perfil para esta profesión, más apoyado en la tecnología y que entienda perfectamente los cambios que se han dado en la industria inmobiliaria a partir del golpe que significó la pandemia a dicho sector. “Mucha gente ha caído en el sector inmobiliario por necesidad, a veces forzada a causa de la emergencia, pero no tiene una educación formal en bienes raíces y entonces carece de capacitación, acompañamiento y no tiene las herramientas tecnológicas para afrontar los retos del sector inmobiliario en la actualidad”, detalló Karim Goudiaby, fundador y director general de la inmobiliaria digital Neximo. De acuerdo con Goudiaby, se estima que, en México, más de la mitad de los asesores inmobiliarios son mujeres y muchas de ellas arriba de los 50 años de edad, por lo cual es importante que reciban una adecuada capacitación para dicha actividad, pues muchas de ellas son un sustento importante para sus hogares. “La mayoría de las veces son proveedoras de la supervivencia de la casa, entonces vemos que esa gente tiene ganas de poder crear un negocio, tiene ganas de poder emprender, pero no tiene las herramientas”, acotó Goudiaby. Neximo es una plataforma ofrece un sistema a los asesores inmobiliarios para recibir una capacitación adecuada a los tiempos actuales, donde se combina conocimiento con tecnología, lo cual para Goudiaby, es esencial para una persona que apenas empieza en dicha profesión. “El asesor en realidad es una actividad, no un negocio, lo que hicimos fue crear un sistema que permite a los asesores primero saber vender o rentar, usando herramientas tecnológicas, pero también hemos creado una carrera de acompañamiento donde el asesor puede crear su red y su red es una red de asesor y esos asesores crean un ingreso recurrente”, acotó Goudiaby. TECNOLOGÍA, ESENCIAL De acuerdo con Andrés Errejón, director general y cofundador de la plataforma Wiggot, la actividad de un asesor inmobiliario no se puede comprender en la actualidad sin el uso de la tecnología en su labor, por lo que es importante adaptarse y saber usar las herramientas disponibles para su actividad. “La realidad es que al principio era retador que el asesor aceptara las tecnologías, estaba acostumbrado a otro tipo de industria, la cual estaba atrasada por 30 o 40 años en comparación con Estados Unidos”, acotó el directivo de la plataforma que ofrece herramientas tecnológicas a los asesores inmobiliarios. El fundador de Wiggot acotó que él comenzó con esta experiencia al ver lo tedioso que era promover una propiedad por una plataforma especializada, por lo que buscó crear un espacio donde se pueda empoderar al asesor inmobiliario. Tanto Neximo como Wiggot han visto un crecimiento exponencial de asesores inscritos en sus plataformas a partir de la pandemia, pues muchas personas al quedarse sin trabajo optaron por dedicarse a comercializar bienes inmuebles. Por ejemplo, Neximo contaba con 200 asesores inmobiliarios inscritos al inicio del año y actualmente cuenta con 750, para el próximo año prevé llegar a 3,000 que tendrían una capacitación y una certificación, mientras que Wiggot, tiene cerca de 25,000 asesores inscritos en su plataforma y espera en los próximos meses llegar a los 80,000. Dentro de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), se ha buscado la profesionalización del sector y actualmente ofrece esquemas para lograr el bachillerato, la carrera técnico superior con opción a obtener la licenciatura y hasta la maestría.

es-mx