Publication:

Reporte Especial - 2021-06-30

Data:

Modalidad mixta adquiere popularidad

Balance

Alba Servin alba.servin@eleconomista.mx

Amás de un año que se determinó el confinamiento social, los estudiantes han tenido tiempo suficiente para experimentar las ventajas y desventajas de tomar clases en línea. De acuerdo con un estudio presentado por Ey-parthenon en el que se encuestó a más de 1,100 estudiantes de educación superior en Colombia, México y Perú, los resultados sugieren que el esquema de enseñanza preferido sigue siendo el presencial; sin embargo, los programas mixtos se han popularizado. “Cada vez más estudiantes en todo el mundo están considerando la posibilidad de terminar sus estudios en una modalidad de educación híbrida. No obstante, este informe revela una realidad diferente para los planes online. Desde que los estudiantes de programas presenciales migraron a las clases en línea, su satisfacción con respecto a este tipo de cursos ha disminuido”, se indica. “La investigación muestra que las mejoras que las escuelas han realizado en sus plataformas educativas no han sido suficientes para compensar desafíos específicos como la dificultad de los alumnos más jóvenes para prestar atención durante las clases en línea y la escasa interacción entre profesores y compañeros”. PROS Y CONTRAS De tal manera, Ey-parthenon prevé que en el futuro los estudiantes se inclinarán más por los programas de educación híbrida ya que especialmente los de universidades públicas y de nivel medio, lo que más han valorado es la flexibilidad y la autonomía que proporcionan las clases en línea sobre todo con la población que trabaja y estudia. Aunque, por otro lado, se señala que lo que más disgusta a los estudiantes de las clases virtuales es el tener que hacer un esfuerzo adicional para prestar atención durante la clase, además de la falta de interacción con profesores y compañeros, así como la dificultad para desarrollar habilidades de trabajo en equipo, más apremiantes. “La mayoría de los profesores aún no han adaptado su material didáctico a los cursos en línea, lo que hace más difícil que los alumnos presten atención. Otros aspectos, como el trabajo en equipo y la interacción con profesores y compañeros, no se han podido alcanzar a través de las plataformas digitales; por lo tanto, siguen siendo las oportunidades de mejora”, se indica. “Los estudiantes no disfrutan las clases en línea debido a la dinámica profesor-alumno. Alrededor del 54% de los estudiantes encuestados considera que al haber una menor interacción durante las clases es más difícil prestar atención. Además, el 26% de los estudiantes cree que los profesores no están lo suficientemente preparados como para impartir clases en línea”. En este sentido, debido a las carencias en la formación que brindan los profesores y la menor calidad del material didáctico existe un mayor porcentaje de alumnos insatisfechos inscritos en instituciones públicas. Cerca del 40% de los estudiantes que asisten a universidades públicas respondieron que los tutores y la calidad académica no son óptimos, en contraste con el 14% de los estudiantes que asisten a instituciones privadas. Estos factores combinados explican por qué un 32% de los estudiantes que asisten a instituciones públicas perciben que las clases se han vuelto más difíciles, frente al 24% de los estudiantes de escuelas privadas que opina lo mismo. Finalmente, la encuesta señala que en el primer semestre en línea hubo una baja en la satisfacción de los estudiantes de los tres países en relación con los niveles de satisfacción observados al principio del confinamiento. En el caso de México, la satisfacción se redujo en un 12%, principalmente por la falta de facilidades para el pago de la colegiatura por parte de las universidades y la percepción negativa de los estudiantes sobre las capacidades de Ed-tech. Encuesta Los resultados del estudio revelan perspectivas s6ignificativas sobre la satisfacción de los estudiantes y padres con respecto a las clases en línea.

Images:

Categories:

El Economista

© PressReader. All rights reserved.