Publication:

Reporte Especial - 2021-05-26

Data:

Tecnología al servicio de la salud

Portada

Alba Servín alba.servin@eleconomista.mx

El confinamiento social obliga que la relación médico-paciente se transforme hacia una nueva normalidad. El confinamiento social obligó a sectores como el dedicado a la salud a buscar nuevas formas de interactuar con los pacientes, siendo la tecnología su principal aliado. Actualmente ya no es necesario recorrer varios kilómetros para visitar al médico o esperar largas horas para ser atendido, la digitalización de la medicina ha permitido optimizar estos procesos. En entrevista para El Economista, Bruno Varela, director y fundador de Medikit, explicó que el avance de la tecnología y la restricción en la movilidad obligó a los profesionales de la salud a buscar alternativas para continuar atendiendo a sus pacientes lo que trajo consigo un crecimiento exponencial en el número de aplicaciones dedicadas al tema. “Este año vimos un crecimiento muy fuerte, cuando nosotros iniciamos en este sector hace dos o tres años podíamos contar con las manos a los jugadores en el ecosistema de salud: eran dos o tres de telemedicina, otros cuatro de expedientes clínicos electrónicos y unos pocos con programas asistenciales de salud. Hoy en día ya hay cientos de aplicaciones que pretenden ser la nueva solución a los problemas de salud en México y el mundo”. Asimismo, el especialista señaló que a la par la demanda por los servicios remotos también ha crecido, antes de la pandemia sólo el 3% de las interacciones médico-paciente se daban de forma remota y este año aumentó a 25% por lo que prevé que esta tendencia siga avanzando y se adapte a un nuevo modelo. “Va a existir un modelo hibrido en México que va a permitir a los servicios de telemedicina y asistencia remota atender los primeros contactos y que posteriormente sean las consultas presenciales, pero todo apoyado de alguna plataforma tecnológica que le permita al médico tener más información de su paciente”. El director de Medikit enfatizó que si bien ha sido positivo el avance del sector en el tema digital y más en medio de una pandemia, este crecimiento tan rápido y desordenado también representa retos. “Este tema tiene dos matices, primero es una buena noticia el hecho de que podamos digitalizar a los médicos, pero por otro lado será un reto en los próximos años hacer que todo este nuevo ecosistema de salud que ha surgido durante la pandemia se integre a una sola cadena informativa para el beneficio del paciente”, explicó. “Tú como paciente lo que eliges es al médico con el que quieres ir, no a la aplicación que tiene el médico, entonces hoy en día corremos el riesgo de que el médico general cuente con la aplicación A, el cardiólogo esté en la aplicación B y el pediatra con la aplicación C, y ¿Cuál es el problema? Que la A, B y C no se hablan, entonces yo como paciente no puedo proveerle al médico un historial completo de mi salud y por ende tengo una experiencia recortada”. Varela indicó que lo que se está buscando a través de Medikit es ofrecerles a todas estas aplicaciones una sola experiencia donde el paciente pueda tener sus diagnósticos y recetas en una sola base de datos. Finalmente, el fundador de Medikit indicó que a la par del crecimiento de la medicina remota, la receta electrónica también ha tomado mayor relevancia, sin embargo se sigue trabajando para que sean válidas en más farmacias, debido a que son incluso más seguras y se puede llevar un mejor control. “La receta electrónica permite que las indicaciones emitidas por el médico sean completamente legibles, claras y estén disponibles cuando el paciente lo requiera. Además, ayuda a reducir el riesgo de interpretaciones incorrectas”.

Images:

Categories:

El Economista

© PressReader. All rights reserved.