Publication:

Reporte Especial - 2021-05-26

Data:

Contribuyen pruebas rápidas a conrtar cadenas de transmisión

Diagnóstico

Alba Servín alba.servin@eleconomista.mx

Aceleran los diagnósticos ante la sospecha de ser portador del virus, frenando su propagación en una etapa temprana Las pruebas rápidas han jugado un rol importante en la pandemia ya que están funcionado como el método más fácil, rápido y económico para determinar la presencia o ausencia del virus SARS-COV-2. En entrevista para El Economista, Federico Lozano Blackaller, director de Kabla, explicó que a través de estos estudios las personas que tienen la sospecha de ser portadoras del virus del Covid-19 pueden confirmar si están contagiadas o no en minutos y de esta manera proceder a un tratamiento oportuno, así como iniciar su aislamiento para cortar la cadena de transmisión. De acuerdo con Lozano las pruebas rápidas son efectivas tanto para pacientes sintomáticos como asintomáticos, sin embargo el porcentaje de efectividad es mayor en las personas con síntomas claros ya que su carga viral es más fuerte, cabe señalar que estas no sustituyen a las prueba de PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimersa). “El diagnostico oportuno es prioritario. En pacientes sintomáticos podemos obtener una sensibilidad del 90% en comparación con la prueba de oro, que es la prueba PCR y para pacientes asintomáticos también se puede lograr una sensibilidad aceptable, sobre todo si tomamos en cuenta que la frecuencia de pruebas se puede aumentar de manera significativa y mientras más se apliquen, más posibilidad tenemos de encontrar a esos pacientes asintomáticos o presintomáticos del virus”, explicó el director de Kabla. Asimismo, enfatizó que al incrementar el uso de las pruebas rápidas se contribuye con detectar a tiempo el virus y así evitar su propagación. “Por ejemplo en la liga de futbol americano NFL, sólo en la temporada 2020-2021 realizaron más de un millón de pruebas a sus jugadores, en contraste en todo México durante el 2020 no se hicieron más de tres millones de pruebas de coronavirus para 125 millones de habitantes, entonces ahí vemos una área de oportunidad, la pandemia no ha terminado y esperamos que el muestreo masivo nos permita regresar a normalidad más rápido”. Explicó para detectar si fuiste portador del virus o todavía estás contagiado existen dos tipos de pruebas: la de antígenos y la de anticuerpos; y cada una cumple una función especifica. La prueba de antígenos detecta ciertas proteínas en el virus. Se usa un hisopo largo para tomar una muestra del fluido de la nariz y el resultado está en minutos. Y la prueba de anticuerpos que también se conoce como prueba de serología, es un análisis de sangre que se hace para saber si tuviste una infección y generaste dichos anticuerpos, este resultado también se puede obtener en minutos. Agregó que debido a que la toma de una prueba rápida es muy sencillo no requiere de personas muy especializadas para aplicarlas por lo que se pueden hacer en consultorios médicos. incluso en farmacias. Finalmente Federico Lozano Blackaller, director de Kabla señaló que las pruebas rápidas aprobadas y que han sido validadas por las autoridades están publicadas en la página web de la Secretaria de Salud y son aplicadas en centros de salud, con especialistas de médicos, farmacias y laboratorios, no se comercializan de manera privada. La manera en que se pueden controlar los contagios es con más diagnósticos oportunos, la economía ya no resistiría otro cierre masivo de actividades”. Federico Lozano Blackaller, DIRECTOR DE KABLA

Images:

Categories:

El Economista

© PressReader. All rights reserved.